Recorriendo el Sudeste Asiático
358 días recorriendo el Sudeste asiático: de visados y fronteras (2)
Un repaso a mi año recorriendo el Sudeste asiático, con detalles para obtener visados y viajar cruzando por tierra o mar los países (2ª parte).

358 días recorriendo el Sudeste asiático: de visados y fronteras (2)

Un repaso a mi año recorriendo el Sudeste asiático, con detalles para obtener visados y viajar cruzando por tierra o mar los países (2ª parte).
Recorriendo el Sudeste Asiático

En la primera parte de esta serie de artículos, donde te cuento como me lo monté para ir cruzando fronteras y conseguir visados, hablé de Vietnam, Camboya, Tailandia, Myanmar y Laos. Un recorrido que hice en 4 meses, repitiendo en Tailandia en tres ocasiones. Entre otras cosas porque se encuentra en medio de casi todos, pero también, porque la facilidad de conseguir un visado gratuito, aunque sea solo por 15 días -cruzando por tierra-, me ayudaba a paliar mi falta de presupuesto y poder avanzar.

A continuación te hablaré de mis gestiones para cruzar a Malasia, Singapur, Indonesia, Brunei y Filipinas, que también tienen sus características diferentes y te daré alguna pista de los transportes y los alojamientos.

Malasia desde Tailandia

Entré en Malasia con un autobús que encontré en la ciudad tailandesa de Hat Yai y que llegaba directo a Kuala Lumpur, cruzando la frontera. Revise varias agencias por probar y me encontré con que en la primera que pregunté subía 200 Baht más el precio a la que finalmente elegí. También hay un tren desde la misma ciudad, pero está muy solicitado. Cuando fui a comprar el billete ya estaba agotado.

Por cierto, te recomiendo que si vas con tiempo y quieres llegar de Bangkok a la frontera con Malasia, vayas en el tren y elijas clase turista. A mi no me gusta el aire acondicionado, pero es que además en clase inferior es mucho más entretenido y divertido. Un transporte lento (para todos), pero que me encantó. Por supuesto más barato. Pagué alrededor de 550 Baht -14€ al cambio-.

Malasia tiene unas condiciones de entrada muy ventajosas para los europeos y concretamente para los españoles: 90 días de visado y además gratuito.

Singapur desde Malasia

Tras agotar mi primer visado en Malasia, haciendo dos voluntariados en Kuala Lumpur y Lanchang, llegué hasta Singapur, donde para mi sorpresa descubrí un país acogedor y muy interesante.

No me las pintaba tan buenas cuando intenté conseguir un anfitrión a través de Couchsurfing, ya que todo fueron calabazas. Pero la suerte del viajero apareció en Lanchang donde pude conocer a Jeffrey, un singapurense que estaba visitando la granja de bambú de Adnan y que me ayudó a llegar a Kuala Lumpur. Durante el trayecto entre las dos ciudades malayas, me entregó 10 SD para que tuviese un poco de efectivo y me invitó a llamarlo ya en Singapur a mi llegada. Se ofreció a acercarme al puerto, donde quería subirme al barco para cruzar a Indonesia.

Malasia desde Singapur

Finalmente durante la cena con Jeffrey, haciendo tiempo para subirme al barco, me ofreció volver a Malasia, a Johor Bahru. Podía estar unos días ayudando como voluntario en una granja de bambú de su propiedad en Kulai y posteriormente en el orfanato de Johor Bahru.

Mi sorpresa fue al llegar a la mencionada granja. Lo que yo esperaba como una granja de bambú sencilla, resultó ser el templo chino budista más grande de la Malasia peninsular. Entre ambos lugares pasé 15 días y desde allí con la ayuda de Chong, su socio, sí que crucé con destino a Indonesia en barco.

También en Singapur conceden el visado gratuito y por 90 días.

Era mi primer trayecto en barco, en este caso rápido y que se hace en dos horas escasas. Desde Johor Bahru llegas a la isla de Batam. Un recorrido también disponible desde Singapur.

En Indonesia te recomiendo usar Couchsurfing

Siempre que lo intenté tuve respuesta afirmativa de los anfitriones. Tanto en Batam, como en Yakarta. Y en el resto de ciudades me fueron invitando personas que conocí durante mi camino. Gente muy maja y hospitalaria los indonesios.

Indonesia desde Malasia y Malasia desde Indonesia

Para entrar en Indonesia, conseguí mi visado en el consulado indonesio de Johor Bahru. El cos