vuelta al mundo y cumplir un sueño
Cómo preparar una vuelta al mundo y cumplir un sueño. Parte III
El último de la serie de tres artículos, para preparar la vuelta al mundo. En este os cuento: dónde dormir, comer, cómo avanzar, ahorrar y otros detalles.

Cómo preparar una vuelta al mundo y cumplir un sueño. Parte III

El último de la serie de tres artículos, para preparar la vuelta al mundo. En este os cuento: dónde dormir, comer, cómo avanzar, ahorrar y otros detalles.
vuelta al mundo y cumplir un sueño

Cómo preparar una vuelta al mundo y cumplir un sueño. Parte III

Hola de nuevo. Si has llegado hasta aquí, cada vez estarás más preparado y dispuesto a intentar dar la vuelta al mundo, ¿o no?

En este artículo encontrarás más información con la que pretendo seguir alentándote. Recapitularé lo descrito hasta ahora.

En la primera parte, te conté los pasos que seguí para preparar mi vuelta al mundo. Es decir, tomar la decisión, decidir el rumbo y poner fecha de salida.

En la segunda, comenté qué llevar, cómo viajar y con quién. 

Y ahora en la tercera, te contaré dónde puedes pernoctar y comer con el fin de ahorrar, además de otras cuestiones que yo tuve en cuenta.

Vamos allá.

Alojamientos para todos los gustos

– Casas de gente local o que vive en los países:

Yo conozco dos páginas web que se dedican a poner en contacto viajeros con anfitriones. La más conocida y efectiva es Couchsurfing, pero también está Bewelcome.

Son de las mejores opciones para conocer a personas locales o que viven en el país. ¡Atento!, porque aunque no pagas la estancia, no te lo puedes plantear como unas vacaciones gratis y mola colaborar con los anfitriones.

He comprobado que en Europa es más difícil que te acepten -quizás mi edad y mi sexo fuesen una barrera-.

En Asia Central, el Sudeste asiático y Oceanía resultó mucho más sencillo. Allí conocí a personas que se convirtieron en amigos y con quienes sigo en contacto.

Si abres un perfil en alguna de las páginas disponibles, rellénalo a conciencia. De esa información dependerá si te aceptan o no, pues algunos anfitriones son muy exigentes en este sentido. Por otro lado, aunque no te acojan en sus domicilios, también te pueden servir de guía por su ciudad.

En casas locales también tienes la opción de pago. Yo nunca he estado en este tipo de casas, pero existir existen. Conozco estas dos páginas web: Airbnb y NightSwapping.

– Hosteles o albergues y guesthouses

También son buenas alternativas si no te aceptan en las anteriores. Son baratos y normalmente te ofrecen la opción de cocina propia.

Al tener cocina puedes comprar en el mercado local, que es más barato que comer en restaurantes. Además, así puedes llegar a conocer mejor la cultura del país.

Son más baratos que los hoteles y la interacción con otros huéspedes es más sencilla. Estos últimos, en el futuro, podrían hospedarte en sus casas o ayudarte en sus ciudades.

En su día escribí en el blog sobre alojamientos y te recomiendo que le eches un vistazo. Este es el enlace a la página.

Dónde comer

La opción más económica siempre es “háztelo tú mismo”. 

En este blog te doy algunas recetas paso a paso, por si no tienes mucha experiencia cocinando y necesitas ayuda. También las hallarás en mi canal de YouTube.

En Tailandia y Malasia puedes comer en los puestos callejeros de comida: sale más barato y es más rápido. Por normal general, la comida es deliciosa y saludable, pero tu ojo es importante a la hora de elegir.

En Taiwán la comida es casi una religión y un arte. Aunque es una opción algo más cara que cocinar tú mismo, por un par o tres de dólares puedes alimentarte.

Los restaurantes de comida local en Asia suelen ser baratos y la comida, rica. ¡Por la pinta los conocerás!, pero puedes preguntar a los lugareños.

 

Comer y dormir a cambio de tu ayuda

Por lo general, los voluntariados reúnen estas condiciones. Aunque no es obligatorio proporcionarte la comida, sí es lo más normal.

Tienes varias páginas web que te ayudan a encontrarlos. En esta página en el blogpuedes ver todas las que yo conozco y te ofrezco más datos para que sepas cómo funcionan los voluntariados. 

También puedes ver todas mis experiencias como voluntario aquí.

O leer este artículo al respecto que escribí para la revista en internet elmagazin.com