Sudeste asiático: visados y fronteras
358 días recorriendo el Sudeste asiático: de visados y fronteras (1)
Un repaso a mi año recorriendo el Sudeste asiático, con detalles para obtener visados y viajar cruzando por tierra o mar los países (1ª parte).

358 días recorriendo el Sudeste asiático: de visados y fronteras (1)

Un repaso a mi año recorriendo el Sudeste asiático, con detalles para obtener visados y viajar cruzando por tierra o mar los países (1ª parte).
Sudeste asiático: visados y fronteras

Quien me lo iba a decir, aunque, en un viaje sin prisas y visitando el Sudeste Asiático, todo era posible y ha sido casi un año, excepto una semana, lo que me ha costado hacer el recorrido.

Esta parte del mundo son en total 11 países. Algunos de los más grandes del planeta: Indonesia y otros de los más pequeños: Timor Leste, Brunei y Singapur. Estos dos entre los más ricos del mundo. Aunque también está Myanmar como uno de los más pobres. Me he quedado sin visitar el más reciente que se convirtió en país independiente en el S. XXI, en 2002: Timor Leste o Timor Oriental.

En los siguientes dos artículos voy a resumir este periplo, haciendo un repaso de cómo me organicé para cruzar los países, algunos con más dificultades que otros. Y exceptuando Filipinas, a la que llegue por aire, todas las fronteras las crucé por tierra o mar.

Un dato importante a tener en cuenta es la amabilidad y hospitalidad de sus gentes. Esto está siendo una constante en el viaje, todo hay que decirlo. Pero durante este año, he podido conocer y descubrir unas personas que lo dan todo, sin esperar nada a cambio, y que se destacan por su simpatía y sus ganas de conocer a los extranjeros. En cualquier país de los 10 visitados, pero sobre todo en Indonesia y Malasia. Es mi experiencia, también es cierto que fueron los países donde más tiempo pasé.

Recordando desde el principio

Crucé la frontera entre China y Vietnam el día 7 de enero de 2015 y lo hice gracias a la amabilidad de la policía china de la frontera -que fueron a interceder por mi con sus colegas vietnamitas-, ya que mi visado en China terminaba dos días antes de que entrase en vigor el de Vietnam. Y eso me podía crear un problema. Pero que afortunadamente se soluciono con unas sonrisas y muy buena disposición por ambas partes. Aquí puedes leer la aventura completa.

Vietnam desde China

En Vietnam pasé el mes de visado que me habían concedido en el consulado vietnamita en la ciudad china de Guangzhou previo pago de 400 Yuans que al cambio son alrededor de 57€.

Desde el pasado 1 de julio 2015, esta regla ha cambiado y si tu estancia es solo por 15 días, no necesitas visado y es gratuito para una sola entrada.

Para más información está la página del Ministerio de Asuntos Exteriores español, que ofrece enlaces a webs de obtención de visa en Vietnam. Hay que tener en cuenta que un viaje como el mío, cruzando fronteras terrestres, añade algunas dificultades con los visados, así que infórmate bien antes de querer entrar al país.

Finalmente aunque me habían dicho que tendría que pagar por el cambio de fecha del visado vietnamita, se soluciono sin soltar ni un euro. La policía de fronteras de Vietnam solo me puso un sello al lado del de entrada para escribir la fecha con bolígrafo, desde el 7 de enero y podría haber pedido más días del mes que finalmente dije. Lo intuyo por la pregunta que me hizo el policía acerca de cuánto tiempo quería estar, pero me pilló de imprevisto y no reaccioné.

Camboya desde Vietnam

Mi recorrido me llevó a Camboya, país al que crucé partiendo de Ho Chi Minh City, también conocida como Saigón, en Vietnam.

En Camboya el visado es muy sencillo de obtener, como en cualquier país extranjero te piden tener un pasaporte con al menos seis meses de validez y alguna hoja limpia para pegar la visa y sellártela. El precio es de alrededor de 32 USD y tiene validez para un mes.

También en Camboya estiré el permiso hasta que tuve que hacer mochilas y salir a tiempo para que no hubiese problemas con las autoridades de Inmigración.

Tailandia desde Camboya

Desde Camboya tenía la opción de cruzar a Laos o Tailandia, elegí el segundo y desde Koh Kong fui directo a Bangkok pasando por Trat ciudad cercana a la frontera. Hasta donde llegan los autobuses de la frontera y desde donde parten hasta Bangkok. Este dato es importante, ya que hay agencias que tratarán de venderte un billete directo. Pero es más caro y los autobuses paran sí o sí. Cambian en Trat y siguen camino con otro bus más grande. Comprarlos por separado es lo más económico.

El visado en Tailandia es gratuito y tienes 15 días si entras por tierra y un mes si lo haces por un aeropuerto. Aunque puedes renovar el permiso cruzando una frontera, tomándote un café en el país elegido y cruzar de nuevo para obtener la renovación.

El único problema es que alrededor, exceptuando Malasia que queda al sur, para todos los demás países necesitas una visa para entrar y no es gratuíta. Y como ya he comentado el permiso tailandés es solo para 15 días consiguiéndolo en un paso terrestre.

En Bangkok pude hacer, durante mi primera estadía en el país, mi visado para cruzar a Myanmar aprovechando que se me acababa el permiso tailandés. Crucé por el paso de Maesot al que desde Bangkok es sencillo llegar en autobús.

Myanmar o Birmania desde Tailandia

Los trámites para el visado de Myanmar, son sencillos. Aunque tienes que hacer un par de veces el recorrido para conseguirlo. La primera para solicitarlo y la segunda para recogerlo pasados un par de días.

El precio está cercano a los 40 USD y tienes para estar cuatro semanas, no es un mes, atento a este dato.

Una fotografía tuya de carnet, junto con el documento de la embajada y una fotocopia del pasaporte. El pasaporte original lo has de dejar allí los dos días, para que lo recojas con el visado pegado. Lo puedes utilizar en un año desde su fecha de emisión sin problemas. El lugar para hacer los trámites en Bangkok es la embajada de Myanmar.