voluntario
Primera experiencia como voluntario en La Vuelta al Mundo sin Prisas
Primera experiencia como voluntario Workaway en L'Isle-Jourdain (Gers - Francia) y repaso de nuestros primeros 15 días de viaje.

Primera experiencia como voluntario en La Vuelta al Mundo sin Prisas

Primera experiencia como voluntario Workaway en L'Isle-Jourdain (Gers - Francia) y repaso de nuestros primeros 15 días de viaje.
voluntario

Primera experiencia como voluntario en La Vuelta al Mundo Sin Prisas

El comienzo

Como muchos sabréis el pasado día 15 de marzo comenzamos nuestra Vuelta al Mundo sin Prisas. Salimos desde Zaragoza con destino a L’Isle-Jourdain (Gers – Francia). Desde entonces han transcurrido 15 días, en los que hemos trabajado como voluntarios en el castillo Château des Quintarets, propiedad de Marie-Pierre, que vive acompañada de dos de sus hijas Dacia (21) y Ludmilla (15), geniales y adorables y que nos acogieron como si fuésemos de la familia.

Nuestro trabajo

Durante los primeros días un italiano llamado Leo, Antonio y yo, pintamos algunas de las estancias de este impresionante castillo. Posteriormente pasé a ser el jardinero oficial y casi, también el cocinero, aunque en esto, todos pusimos de nuestra parte.

Nunca me gusto la profesión de jardinero y entre otras cosas creo que se por qué: me ha salido una alergia y todavía no sabemos a que se ha debido, pero creo que los bichitos y el polvo han tenido que ver. Afortunadamente nuestra anfitriona Marie-Pierre, me llevó a su doctor y con unas pastillitas los picores se calmaron y aunque aún padezco pequeños ataques irritantes, todo ha pasado.

Mi trabajo de ‘jardinero’ se basó en arreglar todo el jardín de la piscina del castillo. Trabajo duro y que requería una gran dosis de moral, ya que cuando lo vi al principio estaba hecho una jungla: sin monos y animales salvajes, pero con la vegetación maltrecha y comiéndose el espacio -al parecer el castillo estuvo ‘okupado’ durante una larga temporada y los ‘okupas’ no hicieron mucho por mejorar las instalaciones, sino todo lo contrario-.

En cuanto a Antonio, que siguió con la pintura, ha hecho un gran trabajo. Entre Leo y él han podido casi terminar el segundo piso del castillo y eso es una gran noticia para Marie-Pierre, que tiene en alquiler el lugar para primavera y verano.