Xi'an cuna de la Ruta de la Seda
Peripo en China V: Xi’an. 6ª experiencia como voluntario Workaway
LLegada a Xi'an, ciudad conocida como cuna de La Ruta de la Seda, desde Lanzhou. Además Anna y yo seguíamos caminos distintos tras un mes viajando juntos.

Peripo en China V: Xi’an. 6ª experiencia como voluntario Workaway

LLegada a Xi'an, ciudad conocida como cuna de La Ruta de la Seda, desde Lanzhou. Además Anna y yo seguíamos caminos distintos tras un mes viajando juntos.
Xi'an cuna de la Ruta de la Seda

Xi’an cuna de la Ruta de la Seda

Nuevamente tocaba madrugar para subirse al tren temprano. Yo arrastraba un catarro importante desde mi llegada a Lanzhou, así que mi cuerpo me pedía descansar. Pero en Xi’an (Chang’an) nos esperaba el primer anfitrión de mis tres voluntariados en China y el recorrido, que era de más de 12 horas, preferíamos hacerlo de día -que resulta sobre todo más económico viajando en butaca dura-, pero aparte ver los paisajes de China es inspirador y espectacular. Cuando subimos al tren estaba prácticamente vacío, aunque solo fue un espejismo, conforme el viaje avanzó se fue llenando y a nuestra llegada estaba totalmente lleno.

Durante el trayecto mi congestión fue bajando y mi cuerpo comenzó a encontrarse mejor. Y como en todos los viajes por China, mi presencia era como la de un extraterrestre para los demás viajeros. Quizás no sea solo por llevar un sombrero y ser rubio y alto, al parecer y por el comentario que nos hizo una señora que viajaba con su hija y compartía el mismo espacio -las butacas están enfrentadas y en cada una caben tres personas con una mesa en el medio- es extraño ver a un extranjero en ese tipo de vagones, ya que aunque el precio es más barato que en el vagón litera, para un forastero éste no suele ser tampoco caro. Y esto le pareció una demostración de humildad por mi parte. Quizás por esta razón en mi viaje entre Kashgar y Turpan, pude conocer a tanta gente sorprendida de verme allí.

La llegada a Xi’an

A nuestra llegada a Xi’an, la señora, que nos había visto repasar las lecciones de chino que me enseñaba Anna y sabiendo mi interés por su idioma, me ayudó a conocer los caracteres de Xi’an, que significan ‘paz occidental’ 西安; permanecerán en mi memoria.

Por otro lado la entrada con el tren y de noche a la ciudad ofrece unas vistas de la muralla impresionantes. No es la famosa muralla china, es la muralla que rodea la ciudad, que todavía se conserva en perfecto estado y que las autoridades se han encargado de convertir en otro atractivo para los turistas, iluminada con luces de colores y realmente muy bella a la vista.