Feliz año 2018
Feliz y próspero 2018 para tod@s allí donde estéis en el mundo
Una felicitación a los seguidores del blog y mis amigos allí donde estén en el mundo. Un pequeño repaso de lo que han sido estos 12 meses de viaje y recordando los pasados años nuevos y donde los viví.

Feliz y próspero 2018 para tod@s allí donde estéis en el mundo

Una felicitación a los seguidores del blog y mis amigos allí donde estén en el mundo. Un pequeño repaso de lo que han sido estos 12 meses de viaje y recordando los pasados años nuevos y donde los viví.
Feliz año 2018

¡Feliz año 2018!

Feliz año 2018 y próspero para todos y todas. Y para celebrarlo recordaré este 2017 que nos deja y que ha sido atípico por lo acontecido en mi vida y como lo he vivido. El año 2016 terminó en Micronesia y allí empezó este 2017. Durante los siguientes dos meses y medio continué viajando en el velero recorriendo preciosas islas de los Estados Federados de la Micronesia, entre Pohnpei y Yap, de las que todavía tengo que contar los detalles en el blog. Todo llegará.

Filipinas

A mediados de marzo, cuando llegamos a Filipinas, atracamos el velero y pasados 15 días viaje a un nuevo país asiático: Taiwán. Era a primeros de abril. Tan bien fueron las cosas durante ese mes, que decidí volver tras pasar cinco meses más en Cebú -Filipinas- entre mayo y mediados de septiembre, donde me encargué de cuidar del velero de Horst y seguir aprendiendo cosas nuevas.

Taiwán

En Taiwán viví el último trimestre del año, hasta el 19 de diciembre. La mayoría del tiempo estuve acogido por la que puedo considerar mi familia taiwanesa. Ellos cuidaron de mi, me hicieron conocer su país y Michael, con quien contacté desde el inicio, coordinó de nuevo para mi una gira en la que pude visitar la parte Este de la isla, que no conocí en abril. Además me dió tiempo a volver a aquellos amigos que dejé cuando mi primera visita entre Tainan y Keelung. Gracias a tod@s por vuestra acogida y cariño.

Japón

Cuando el visado taiwanes se terminó, crucé a Japón desde donde estoy escribiendo este artículo y donde voy a vivir la entrada del nuevo año. Precisamente invitado en casa de Akiko, una amiga que hice en Taiwán, couchsurfer y voluntaria viajando. Algo parecido a mí, pero sin dar una vuelta al mundo.