Yilan Happy Snail B&B
Yilan Happy Snail B&B. Conociendo el Condado de Yilan en Taiwán
En Yilan Happy Snail B&B pasé más de un mes desde mi llegada de Filipinas. Visitaba por segunda vez a esta familia y su hotel. No puedo estar más agradecido, me dieron la oportunidad de conocer un condado con una gran variedad de oferta cultural y gastronómica. Un recorrido por Yilan desde Happy Snail B&B.

Yilan Happy Snail B&B. Conociendo el Condado de Yilan en Taiwán

En Yilan Happy Snail B&B pasé más de un mes desde mi llegada de Filipinas. Visitaba por segunda vez a esta familia y su hotel. No puedo estar más agradecido, me dieron la oportunidad de conocer un condado con una gran variedad de oferta cultural y gastronómica. Un recorrido por Yilan desde Happy Snail B&B.
Yilan Happy Snail B&B

Yilan Happy Snail B&B. Conociendo el Condado de Yilan en Taiwán

Me quedaban poco más de tres semanas para irme de Filipinas. Ya llevaba viviendo en el velero más de cuatro meses y dos de ellos solo. Tocaba decidir que pasos seguir en el viaje. La opción que se me presentaba como más interesante, era volver a Taiwán.

En abril, cuando estuve por primera vez, las cosas habían ido muy bien, me habían invitado a regresar y eso me animaba a repetir. Además, Taiwán me había gustado especialmente como ya conté en este artículo anterior.

Muchas cosas pasaron en esos tres meses que finalmente me quedé en Taiwán, la mayoría del tiempo en Yilan Happy Snail B&B, qué es lo que contaré en este artículo. Queda para el siguiente la gira que hice por las escuelas y en la que me moví haciendo autostop. Una experiencia, que por sí sola, ya mereció la pena y me confirmó el buen caracter de este pueblo asiático.

Ya os aviso que este post es largo, con mucha información de lo que es más interesante ver y visitar y sobre todo muchas imágenes ilustrativas del artículo.

Haciendo páginas web

Por aquel entonces había empezado a crear mi página web, el blog que ves ahora y estás leyendo va a tener una reforma profunda de imagen y la quería crear por mi mismo sin servirme de plantillas hechas.

Todavía sigo trabajando en el diseño y está por terminar cuando escribo esto, pero tiene muy buena pinta y eso me dio la oportunidad de hacer la web para Tracy y su centro de yoga Bikram en Cebú. Michael de Yilan, en Taiwán, vio las dos y también le gustaron. Le propuse entonces volver y me pidió dos días para hablarlo con sus padres, confirmándome que podía ir para, así mismo, hacer la página web de su B&B y algunos trabajos extras puntuales en su casa.

Mientras esperaba su respuesta, yo seguí hablando con las demás personas en Taiwán que conocí en abril, por si ellas también seguían interesadas en que repitiese la experiencia en las escuelas. Todas aceptaron mi solicitud de acogida y me emplazaron a concretar las fechas más adelante.

La llegada a Taiwán

Como la primera vez, mis amigas Rocío y Leticia vinieron a buscarme al aeropuerto y juntos nos fuimos a comer, antes de que yo me subiera al autobús que me llevaría a Yilan. No nos volvimos a ver hasta casi el final de mi tiempo en Taiwán, entre otras cosas porque en esta ocasión no pise Taipéi excepto para unas compras puntuales y volver al aeropuerto, donde Rocío también vino a despedirse de mi.

El padre y el hermano de Michael me estaban esperando en la parada del autobús para llevarme a casa y fue una alegría mutua volver a encontrarnos. Todo comenzaba perfectamente en mi vuelta a Taiwán y las sensaciones tan positivas que tenía de las gentes de este país, que habían perdurado desde la primera vez, se volvían a repetir.

Por otra parte Michael está cumpliendo el servicio sustitutorio del servicio militar, en una escuela de la provincia de Hualien, más al sur de Yilan, en la costa oriental del país. Normalmente su trabajo es de lunes a viernes, teniendo los fines de semana libres. Pero esa semana había pedido permiso para estar en su casa desde el jueves, día que yo llegaba, y darme la bienvenida. Se lo concedieron.

Yilan Happy Snail B&B

Sus adorables padres se volcaron conmigo desde el principio tratándome como uno más de la familia. Yo me encontraba como en casa, cómodo y a gusto en un lugar que realmente es bonito y está cuidado al detalle.