Australia 3: Conociendo Australia occidental, solo un poco.

Australia 3: Conociendo Australia occidental, solo un poco.

Durante el tiempo que estuve en Darkan, dio para bastante, pero no todo lo que me hubiese gustado. La principal razón han sido las distancias en este ancho e inmenso país, que no el tiempo, ya que pasé un mes prácticamente viviendo aquí.

Australia está habitada mayoritariamente en los extremos de la isla, la costa y excepcionalmente se encuentran ciudades en el interior como Alice Springs, de las más conocidas por encontrarse en el centro geográfico de la isla y de la carretera que une Darwin al norte, con Adelaide en el sur. El país esta subdividido en 6 estados, el más grande en superficie es Australia Occidental, por donde he andado. Por cierto que para cruzar entre estados existen unas fronteras, donde controlan que no transportes algún tipo de alimentos a otros estados, no estoy muy seguro porque, pero si venís por aquí no hagáis acopio de comida porque seguramente tendréis que dejarla en estos puestos fronterizos.

Australia Occidental tiene otras grandes ciudades como: Perth (la capital), Esperance, Denmark, Margaret River, Albany (el primer asentamiento de esta parte de la isla) en la costa oeste y sur, Kalgoorlie o Newman en el interior o Exmouth, Coral Bay y Port Heldland en la costa norte. El interior es puro desierto y una advertencia de las autoridades es que tengas muy bien preparado el viaje en coches 4×4, si vas a aventurarte por esas zonas, ya que el agua escasea, si la encuentras; el calor es sofocante, las distancias muy largas y no tienes gasolineras para llenar el deposito. En algunas de estas zonas viven los aborígenes y solo puedes cruzar a sus territorios si tienes una autorización del gobierno que has de solicitar con mas de dos semanas de antelación al viaje. No tengo mas datos porque no lo intente, pero es significativo. Solo los aborígenes, habitantes naturales de la isla, eran capaces de cruzar este territorio inhóspito y sobrevivir a unas condiciones realmente duras en el gran desierto interior. Si te interesa, este link te lleva a una página donde conocer mejor los pueblos aborígenes y que hacer y visitar en Australia.

Ademas de Perth, que es la capital del estado y donde llegue con el avión desde Malasia, estuve en Darkan y los alrededores, como ya conté en el articulo anterior. Con Kathy hacíamos visitas regulares, prácticamente cada semana a Collie, un pueblo a 60Km de Darkan, con grandes supermercados donde hacer la compra semanal. Pero también visité otros pueblos y una ciudad más: Bunbury.

Aaron, un viejo amigo de Kathy y un nuevo amigo en el viaje

Comenté que en este artículo os presentaría a Aaron, un amigo de Kathy con el que coincidí casi cada día y con el que charlé de lo divino y de lo humano sin parar. También con Aaron pude visitar una de las ciudades mas populares del país: Bunbury y también los bosques que lo rodean y que habían ardido durante mas de una semana al poco de llegar yo al país, una tragedia natural de proporciones gigantescas, si bien, aquí los incendios de los bosques no los entienden como en Europa, donde los arboles no reciben bien el fuego. Al parecer la vegetación en Australia necesita de éste fuego para sobrevivir y reproducirse; aclararé que fue provocado por un rayo y que la mano del hombre no tuvo nada que ver y añadiré, que no por ello, no me choco ver tanta desolación, pero Aaron me repetía que la nueva generación de arboles crecerá mucho mejor después del incendio y en un año se habrá recuperado todo el verde.

Unos pequeños arbustos endémicos del país que me llamaron la atención y que se llaman Xanthorrhoea o Black Boy ya empezaban a dejar ver sus nuevos brotes verdes y se aguantaban perfectamente con todo el tronco abrasado. Realmente en todos los bosques ves el rastro del fuego en los troncos negros de los arboles, que sin embargo tienen las copas verdes y frondosas y se quemaron el año pasado. Evidentemente muchos pagan su precio y están secos o han caído y sirven como abono a los mas cercanos. El ciclo natural que sigue su curso.

Desgraciadamente muchos animales mueren durante el incendio y tanto aquí, como allí, no se llevan bien con el fuego, pero aun con las brasas y algunos troncos sin sofocar del todo, ves canguros que buscan su comida en zonas que habitualmente visitaban para alimentarse, aunque por desgracia no la encuentran o es muy poca todavía.

Siguiendo con Aaron os contaré que entre otras cosas tiene un libro, Desire, escrito sobre él, por Carla Van Raay, una antigua novia que conoció en sus viajes en su juventud y que un día se destapó como una gran escritora con una autobiografía que fue súper ventas y titulada God’s Callgirl. Su segundo libro, Desire, fue el que dedicó a Aaron y en el escribe y describe con detalle aquella historia amorosa.

Por otro lado Aaron fue arquitecto, primero por pasión y talento natural, que luego reforzó con la licentiatura realizada en varias universidades australianas. La casa de Kathy fue un proyecto suyo por ejemplo. También vi otros para grandes compañías, aunque no estoy muy seguro si salieron adelante, pero que derrochaban una gran imaginación. Aaron, como espíritu rebelde, aparcó su profesión para conducir un taxi durante 10 años en Perth y con el dinero ahorrado quería construirse su casa. Una serie de acontecimientos hicieron que finalmente la comprase en Darkan, de hecho fue la que habitaba hasta entonces Kathy.

Aaron no la ha construido finalmente como tiene planeado, dice que espera a un momento especial que la vida le dirá. No es por falta de fondos, su hermano cuando falleció le dejó en herencia una cantidad de muchos ceros que gasta espartanamente y que me contó que también utiliza para ayudar a aquellos que lo necesitan de verdad cuando conoce alguna historia que le conmueve. La mía quizás lo hizo un poco, ya que él me patrocino el viaje a Bunbury y un día antes de irme con destino a Melbourne me regaló 50$AU para que me comprase tabaco o lo que decidiese.