Sarajevo
La Vuelta al Mundo Sin Prisas

Sarajevo, una joya de Los Balcanes

Sarajevo, realmente una joya de los Balcanes. Una de las ciudades más castigadas por la guerra de Yugoslavia, pero que ha resurgido de nuevo, de sus cenizas.

Sarajevo, una joya de Los Balcanes

Sarajevo, realmente una joya de los Balcanes. Una de las ciudades más castigadas por la guerra de Yugoslavia, pero que ha resurgido de nuevo, de sus cenizas.
Sarajevo

Sarajevo, una joya de Los Balcanes

Sarajevo. Así es para mi: una joya de los Balcanes. Seguro que habrá otras ciudades más bonitas en mi camino, pero es esta la que me hizo tener sensaciones especiales y difíciles de explicar. Hacía tiempo que no tenía un sentimiento tan profundo de estar a gusto y en el lugar adecuado.

Y después de estar un tiempo sin publicar en el blog debido a un problema técnico, vuelvo a escribir con energía renovada, para repasar las ciudades que desde mi paso por Croacia en la 4ª experiencia como voluntario he podido vivir y visitar.

En este momento cuando escribo estoy en Estambul, así que ya son ocho países desde entonces y queda mucho trabajo por hacer.

El Viaje entre Croacia y Bosnia

La llegada a Bosnia y Herzegovina fue en autobús. En esta zona del mundo funcionan mucho mejor que los trenes. Transporte este último que prefiero para viajar, ya que es más cómodo y no mucho más caro. Hasta ahora.

Con el autobús tardé alrededor de cinco horas desde Slavonski Brod en Croacia, hasta Sarajevo en Bosnia.

Quizás donde más tiempo se pierda en estos viajes es en las fronteras. Aquí fueron más de treinta minutos entre Croacia y Bosnia. En la frontera Bosnia se me ocurrió hacer unas fotos y al llegar al control de pasaportes, el policía que me había visto con el móvil en la mano me hizo enseñarle todas y cada una de ellas. Las que tenían que ver con la entrada en Bosnia tuve que borrarlas.

La verdad es que me hacia ilusión poder mostrar esa frontera, pero finalmente solo conservé la foto con la bandera bicolor del país, afortunadamente, porque también me costó una negociación con él. Nada a cambio, solo mostrar mi lado más humilde.

La llegada a Sarajevo

Cuando llegué a Sarajevo, pude comprobar la amabilidad de la que me habían hablado de este país.

Un hombre que venía en el autobús conmigo, nada más bajar y recoger las mochilas, me ofreció ir a dormir a su casa. Cuando le dije que iba a un hostel insistió y me dijo que me lo estaba ofreciendo gratis. Aunque finalmente, agradeciéndole el gesto, rechacé la oferta. El hostel, además de pagado, estaba ubicado en el centro de la ciudad. Mucho mejor situado poder verla en los dos días que había previsto estar.

Para llegar al hostel esta misma persona me recomendó un taxi y me dijo que no debía de pagar más de 2€ al cambio por llegar allí. Pero lo taxistas insistieron en cobrarme al cambio 5€ y tras un tiempo negociando, desistí de la discusión. En Bosnia y Hercegovina se paga en marcos bosnios o marcos convertibles 1€=2MC.

Decidí hacer el camino andando y casi me arrepiento, porque aunque no está muy alejado de la estación de autobuses, algo más de 3Km, cargado con mis mochilas finalmente se hizo largo y pesado.

Eso sí, a cualquiera que le preguntaba me ayudaba para avanzar poco a poco y orientarme en esta ciudad desconocida para mi hasta entonces. Cuando por fin pude llegar al hostel, sudoroso y cansado, fui recibido por el personal que me estaban esperando y que me acomodaron inmediatamente.

Tras dejar mis cosas y después de la ducha, en el balcón de fumadores estaba conversando con Keti, que venía de Dubrovnik (Croacia); Marie-Soleil, Elia y su hermana Raphaëlle de Quebec (Canadá) y Mehmet, de Turquía. Que ahora que estoy en su ciudad me dejó pasar un par de días en su casa y me ayudó con algunas gestiones.

Conociendo Sarajevo

En esta ciudad es destacable cualquier punto que quieras ver, pero desde luego la zona musulmana y la subida a al fortaleza que corona la ciudad son recomendables. Desde esta atalaya puedes divisar Sarajevo y ver la majestuosidad de las montañas que la rodean.

Importante. Plantearte subir a la fortaleza al caer la tarde, podrás ver como se pone el sol sobre la ciudad. Además la subida es muy empinada y a esa hora, en esta temporada que la he visitado, el calor a bajado. Que la hace más llevadera.

Ese fin de semana coincidió además con el comienzo del Ramadán, así que los musulmanes practicantes están esperando el momento para poder meter algo en su boca, ya sea comida, bebida o un pitillo. La muralla se llenaba de parejas que iban a desayunar y ver una puesta de sol preciosa desde lo más alto de Sarajevo.

El recuerdo de la guerra

Impresiona el recuerdo de la guerra de Los Balcanes que especialmente aquí fue cruel y sangrienta. Cayeron bombas en mercados llenos de gente. Los edificios aún guardan las cicatrices de las balas y los proyectiles. Quizás para recordar lo estúpido de una guerra y sus consecuencias. Hay un museo que recuerda estos momentos de finales del S. XX y un par de recorridos para conocer los lugares más emblemáticos.

Por cierto Bosnia-Herzegovina está gobernada por tres presidentes distintos: Bosnio, Serbio y Croata desde los acuerdos de Dayton. Van turnándose cada cierto tiempo. Todo como resultado de la guerra.

Las identidades está separadas por los serbo-bosnios al norte y al este. Con Banja Luca como capital. Y los bosnio-croatas con la capital de todo el país Sarajevo, en el centro del país. Las identidades se reconocen por las banderas que ondean en cada parte: tricolor para los serbo-bosnios y la nacional para el resto.

Durante los dos días que estuve aquí descubrí también que es una ciudad barata para comer y con muchos lugares por visitar. Incluso me dio tiempo hacer una excursión a unas desconocidas y controvertidas pirámides en el corazón de Europa. 

La visita fue con Marie-Soeil, Erik y Bjarte –ambos de Noruega- compartiendo el taxi y también como una manera de conocernos mejor, después de convivir en la habitación del hostel esos días.

Las pirámides de Bosnia

Las pirámides están en el municipio de Visoko y se funden con el paisaje, pareciendo unas colinas más del conjunto montañoso de Los Balcanes. Una excursión que recomiendo a cualquiera que visite Bosnia-Herzegovina y tenga tiempo para hacerlo. Tan solo están a 15Km y el taxi compartido sale económico.

No defrauda. Y tienes guías que te cuentan perfectamente, todo lo que se ha ido descubriendo en estos años de excavaciones.

Por cierto, el mantenimiento, el estudio y las excavaciones se llevan a cabo con la colaboración de voluntarios durante el verano. El gobierno aunque se ha paseado por aquí, no destina presupuesto para hacerlo.

Realmente para mi que estoy yendo como voluntario a otros lugares, me hubiese encantado participar, pero desconocía su existencia. Quizás en otro momento. Pero animo a cualquiera que quiera conocer la iniciativa, que pruebe. Según me contó un voluntario local ofrecen la estancia y la comida a cambio de tu trabajo. En este enlace encontrarás más información.

El reto de la tortilla de patatas por el mundo

Como es habitual, también en Bosnia y Herzegovina pude superar mi reto de mi tortilla de patatas por el mundo. Invité a algunos de los huéspedes y al personal que trabajaba ese día en el hostel. Afortunadamente tenía las herramientas necesarias y les encantó.

Mi próximo destino era Serbia. Me dirigí a Uzice, al sur del país y muy cerca de la frontera Bosnia. Pero esto lo contaré en el próximo artículo.

 

¡Pura Vida!

Ayuda a otros a viajar conmigo. Gracias por compartir

Facebook 0
Google+ 0
LinkedIn 0
Twitter
Tumblr
WhatsApp
Telegram
Email

Ayúdame a seguir realizando mi sueño

Por cada 15€ te envío una postal desde el país que estoy, o los que próximamente visitaré. Tú eliges. Ahora en América.

Gracias por tu ayuda.

*Si no tienes, deberas de crear una cuenta de PayPal gratuita.

¿Te gustó esta historia?

Suscríbete al blog y se el primero en leer las próximas

Responsable: Fernando A. Rutia
Finalidad: Utilizaré la información que me proporcionas en este formulario única y exclusivamente para enviarte mis artículos.
Destinatarios: tus datos se guardarán en MailerLite, mi administrador de suscriptores, y que también cumple con la ley RGPD europea.
Derechos: Tienes derecho al olvido. En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información. Pide y se te concederá.
Aviso Legal: A través de este enlace podrás leer nuestras políticas web

Otros artículos del blog