una aventura de ida y vuelta en Myanmar
Myanmar: Una aventura de ida y vuelta a Tailandia
Un recorrido breve pero intenso por Myanmar. Crucé desde Tailandia y aquí volví. Alojamientos caros y no siempre limpios. Personas amables y que dejaron un profundo recuerdo. Problemas internos, guerras incluídas, que me hicieron variar los ideales del viaje.

Myanmar: Una aventura de ida y vuelta a Tailandia

Un recorrido breve pero intenso por Myanmar. Crucé desde Tailandia y aquí volví. Alojamientos caros y no siempre limpios. Personas amables y que dejaron un profundo recuerdo. Problemas internos, guerras incluídas, que me hicieron variar los ideales del viaje.
una aventura de ida y vuelta en Myanmar

Se volvieron a complicar las cosas con el tema de internet durante estos días y eso me ha retrasado la publicación de este artículo que voy a dedicar a mi visita por Myanmar, una aventura de ida y vuelta a Tailandia. Ya disculparás.

En Yangon, la capital birmana

En Yangon (Rangún) pude estar los dos días que había previsto en el hostel, por cierto, limpio y cómodo al contrario de como me había podido informar en internet y por algunos conocidos que habían estado por aquí.

El problema en Myanmar (Birmania), es que el alojamiento es caro. A mi me costó 11$ pasar cada noche y era uno de los más baratos que pude encontrar. Pregunté por casualidad en una Guest House que me encontré durante mi primer paseo por la ciudad, un par de calles más atrás. El precio era de 12$ y la primera impresión que tuve no fue tan atractiva como la de mi hostel. Normalmente los precios se mueven entre los 15$-20$ y los lugares al parecer no están cuidados y aceptables para nuestros estándares. Y esto lo pude comprobar en Taunggyi.

Como siempre, me gusta recomendar lo que yo conozco -si me parece interesante hacerlo- y en este caso lo haré. El hostel se llama SleepIn Hostel y está en la calle 9ª en el Downtown, pegado a China Town. Si visitas Yangon, no dudes en elegirlo. La gente que trabaja es amable y en el precio está incluido el desayuno. Un desayuno simple, pero que se agradece cuando amaneces. También te dan la toalla y aunque no sea ‘santo de mi devoción’ tienes aire acondicionado en todos los dormitorios y habitaciones.

Recorriendo la China Town de Yangon

Por el Downtown de Yangon y China Town pude pasear cada día, es un punto de interés turístico y la verdad que sí qué tiene atractivo. Por la noche en los alrededores, siempre se organiza un mercado por las calles y las avenidas perpendiculares.

En el mismo barrio chino pude encontrar un restaurante que utilicé cada día para comer, excepto una noche que cené en la calle con Brandon y Jaspeer, unos canadienses que conocí en el hostel y que aunque la comida no estaba mal, no fue del todo de mi agrado. Básicamente porque la comida en Myanmar «nada en aceite» y solo encuentras proteína animal y muy poco vegetal. Sin embargo el restaurante chino que mencioné, es vegetariano y eso fue, sobre todo, lo que más me atrajo. Pero después su comida fue, la que me convenció para ir cada día. Está en la calle 13ª del Downtown.