Macedonia, capital Skopje
La Vuelta al Mundo Sin Prisas

Macedonia, capital Skopje. Venga, pues pasaré un día en Macedonia

Macedonia capital Skopje. Animado por el propietario del hostel en Kosovo decidí hacer una visita fugaz a Skopje, la capital de Macedonia, camino a Sofía en Bulgaria.

Macedonia, capital Skopje. Venga, pues pasaré un día en Macedonia

Macedonia capital Skopje. Animado por el propietario del hostel en Kosovo decidí hacer una visita fugaz a Skopje, la capital de Macedonia, camino a Sofía en Bulgaria.
Macedonia, capital Skopje

Venga, pues pasaré un día en Macedonia

Macedonia, capital Skopje. Y nuevamente en el periplo europeo de esta primera parte de La Vuelta al Mundo Sin Prisas, visitaba un país que en la ruta inicial no estaba previsto.

Fue en Kosovo donde me convencí de visitar la capital de Macedonia Skopje, ya que tenía que hacer una parada obligada para cambiar de autobús y llegar hasta Sofía. “Pensándolo bien, me dije, ¿por qué no?”. En el artículo anterior lo conté en detalle.

El hostel me lo podían reservar directamente desde el hostel de Kosovo y además conseguía un 10% de descuento con ellos, así que pasar unas horas para poder ver esta ciudad, era una propuesta interesante.

El viaje a Macedonia

El viaje lo hice acompañado de Carmen, una chica brasileña que había conocido en el hostel de Zagreb (Croacia) y con la que coincidí de nuevo en el de Kosovo.

En Skopje ella se quedaba en un hostel en el mismo centro de transportes (estaciones de tren y autobús juntas) y yo debía de andar algo menos de 1Km al mío. Antes de buscarlo decidí comprar anticipadamente el billete que me llevaría a Sofía, tenía que saber horarios y tratar de viajar lo más pronto posible con la intención aprovechar el fin de semana completo en la capital búlgara.

En el hostel coincidí con Mai, una japonesa que también acababa de llegar y con la que me fui a dar una vuelta por Skopje. Estuvimos juntos por el centro y por el Barrio Antiguo Otomano, hasta que descubrió que no llevaba su móvil y decidió volver al hostel a comprobar que estaba allí y no lo había perdido. Ya no nos volvimos a ver.

Ya solo por la ciudad decidí ver lo máximo posible y aprovechar el poco tiempo que tenía. Estaría hasta que cayese el sol e incluso algo de la noche, para poder fotografiar y luego mostrar la ciudad iluminada en este artículo.

Conociendo Skopje

La zona que bordea el Río Vardar está construida y reconstruida desde hace poco tiempo. Entre otras cosas porque el terremoto que asoló la zona en 1963 la dejó en ruinas. Por otro lado, desde que proclamó su independencia se ha dedicado a construir edificios que nada tienen que ver con su historia, que imitan el estilo neoclásico y que la hacen parecer un parque de atracciones arqueológico.

Al parecer el gasto para ello fue ingente y poco acorde con la economía del país, además de un nido de corrupción denunciado en numerosas ocasiones. Algunas estatuas costaron más de dos millones de euros, y alguno de esos edificios superaron con creces los costes iniciales.

Pude ver la fortaleza que corona la ciudad y la práctica totalidad del Barrio Antiguo Otomano, lo más auténtico de la ciudad, donde ya oscureciendo decidí hacer una parada, cansado de andar, y aprovechar para cenar en un restaurante típico musulmán a las puerta del Kapan-an. La comida de verdad era barata. No me suelo permitir comer fuera de los hosteles y suelo cocinarme yo mismo para ahorrar, pero en este caso, casi que me salía más barato el restaurante.

Acabada la cena, caminé hacia el hostel y conseguí el objetivo de ver los edificios visitados por la tarde, iluminados. Llegué poco antes de que cayese la tormenta, que ya por la tarde estuvo amenazando, y que me dejó unas imágenes preciosas del arcoíris sobre el castillo.

Por cierto, que la lluvia no me ha abandonado en ningún país visitado hasta ahora. Quizás cuando llegue a algún desierto, si se mantiene el fenómeno, servidor sea muy bienvenido.

Macedonia, capital Skopje. La visita fugaz del viaje

Poco más que contar. Si tienes oportunidad, quizás merezca la pena visitar Skopje, pero por mi experiencia con uno o dos días tienes suficiente y en Macedonia puedes visitar otros lugares, como Struga y Ohrid en el lago del mismo nombre, junto a Albania. Yo lo intentaré la próxima vez que viaje por esta zona.

El próximo artículo lo dedicaré a Sofía la capital búlgara, como último país europeo, aunque Turquía, anda entre dos tierras.

Hasta entonces y como siempre…

¡Pura Vida!

Ayuda a otros a viajar conmigo. Gracias por compartir

Facebook 0
Google+ 0
LinkedIn 0
Twitter
Tumblr
WhatsApp
Telegram
Email

Ayúdame a seguir realizando mi sueño

Por cada 15€ te envío una postal desde el país que estoy, o los que próximamente visitaré. Tú eliges. Ahora en América.

Gracias por tu ayuda.

*Si no tienes, deberas de crear una cuenta de PayPal gratuita.

¿Te gustó esta historia?

Suscríbete al blog y se el primero en leer las próximas

Responsable: Fernando A. Rutia
Finalidad: Utilizaré la información que me proporcionas en este formulario única y exclusivamente para enviarte mis artículos.
Destinatarios: tus datos se guardarán en MailerLite, mi administrador de suscriptores, y que también cumple con la ley RGPD europea.
Derechos: Tienes derecho al olvido. En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información. Pide y se te concederá.
Aviso Legal: A través de este enlace podrás leer nuestras políticas web

Otros artículos del blog