Un paseo por Laos: otro viaje de ida y vuelta a Tailandia

Un paseo por Laos: otro viaje de ida y vuelta a Tailandia

Cruzar la frontera entre Tailandia y Laos es sencillo, los dos países mantienen excelentes relaciones y los pasos entre ambos son ágiles y fluidos.

El autobús desde Phayao salía a mediodía, algo que me venía bien para poder despedirme de mis nuevos amig@s hechos durante esas dos semanas trabajando de voluntario y viajar descansado. Sabía que el trayecto posterior por Laos iba a ser algo duro, pero no imaginaba que iba a ser tan duro, como pude comprobar después. Esta es la historia de ese viaje y de mi paseo por Laos, otro viaje de ida y vuelta a Tailandia, al igual que ocurrió con Myanmar.

Hacia la frontera tailandesa/laosiana

Salía sobre las 12.45 de la tarde camino Chiang Khong. El autobús paró varias veces en el camino para recoger gente y que otros fuesen bajando en sus destinos. En un momento dado escuché ‘Lao’, pero no estaba seguro si había llegado a mi destino, creía que debía de bajar más adelante; gracias a que había dos chicas americanas viajando en el mismo autobús, supe que la frontera esta dividida en dos pasos diferenciados: uno para los extranjeros y el otro para los naturales de ambos países, según me contaron y, el autobús seguía ruta hacía la segunda. Con ellas compartí el tuctuc que nos llevaría hasta la misma puerta de salida de Tailandia.

En la misma frontera los procedimientos habituales para el sellado del pasaporte abandonando el país y en esta ocasión había que comprar el ticket para un autobús que cruzaba tierra de nadie, que son unos 5-6 Km. hasta la frontera laosiana. No estaba permitido hacer el recorrido por ti mismo andando. Este autobús normalmente tiene un coste de 20 baht, pero a esa hora eran 25 baht. Algo parecido en la frontera laosiana, donde tienes que pagar 10.000 kip más por el visado al llegar a esa hora, sobre las 19h, aunque ambas están abiertas hasta las 22h.

En la entrada de Laos la cosa es sencilla, pagas 35$, te sellan el pasaporte y pegan el visado y puedes cruzar tranquilamente. La primera ciudad es Huay Xai a la que tienes que llegar en transporte público ya que hay una distancia de unos 10Km, en este caso elegimos el tuctuc de nuevo, otros 25.000 kip. Mis compañeras de viaje tenían una reserva hecha en un hostel del centro de la ciudad, yo sin embargo esperaba encontrar algo barato al llegar.