Feliz, prospero y "libre" 2021
Feliz, prospero y “Libre” 2021
El nuevo año es una incertidumbre para la humanidad. Todos tenemos esperanza de que las cosas cambien, que podamos vivir libres. Por ello más que nunca os deseo un nuevo año que sirva para que muchas cosas cambien: las viejas que sobraban -muchas- y las que nos están imponiendo sin razón -demasiadas-.

Feliz, prospero y “Libre” 2021

El nuevo año es una incertidumbre para la humanidad. Todos tenemos esperanza de que las cosas cambien, que podamos vivir libres. Por ello más que nunca os deseo un nuevo año que sirva para que muchas cosas cambien: las viejas que sobraban -muchas- y las que nos están imponiendo sin razón -demasiadas-.
Feliz, prospero y "libre" 2021

Lo primero es lo primero y por ello os deseo un muy ¡Feliz, Prospero y «Libre» 2021!

A lo de «feliz y prospero» que es lo habitual, este año voy a añadirle «libre», porque es lo que nos han robado durante el 2020 y un viajero lo que más ama es su libertad, pero además es deseable para el resto de la humanidad, ya que es nuestra naturaleza, por mucho que algunos se empeñen en lo contrario. Y debemos recuperarla.

Desde que el viaje comenzó allá por marzo de 2014 cada fin de año, felicitaba el nuevo a quienes seguís el viaje a través de esta web, excepción hecha el pasado 2019 que por circunstancias del viaje no pude escribir. Lo celebré en Punta del Este (Uruguay) con mis amigos y compañeros de viaje Cameron y Natalia, con los que viví un día como hoy y también durante alrededor de 1 mes, entre 2019 y 2020 en una casa rodante recorriendo: Argentina, Uruguay y Paraguay.

Comienza el año 2020

El día 1 de enero de 2020 viajamos. Nos movimos entre Punta del Este y Montevideo y hasta el día de reyes estuvimos conociendo la capital uruguaya. El día 6 cruzábamos en ferry a Buenos Aires y aquí sería mi despedida de mis compañeros con los que había convivido este tiempo.

Ya solo, aunque todavía coincidiendo con Cameron y Natalia en alguna ocasión, hasta el día 28, estuve moviéndome entre Buenos Aires y La Plata donde me acogieron y ayudaron en diferentes casas de amigos: algunos que había conocido a través de las redes sociales y que seguían mi viaje y otros conocidos de mi anterior visita a la capital argentina.

El día 28, de nuevo en ferry, crucé desde Buenos Aires hasta Montevideo donde Luis Fernando un couchsurfer brasileño residente en Uruguay me acogió por unos días. Desde Montevideo seguiría camino directo a Brasil en autobús, para recorrer distintas ciudades e ir avanzando por el gran país sudamericano: Porto Alegre; Curitiba; São Paulo y São Sebastião; Río de Janeiro y Teresópolis; Belo Horizonte; Brasilia y Salvador de Bahía donde llegaría el 4 de marzo.

Grandes personas desconocidas en su mayoría, pero que se hicieron buenos amigos y seguimos en contacto, me acogieron en sus casas. Algunas contactadas a través de Couchsurfing: Porto Alegre y São Paulo. Otros eran amigos de amigos: Curitiba. También hubo viejos amigos y conocidos durante el viaje: São Sebastião, Río de Janeiro, Brasilia y Salvador de Bahía. Como voluntario: Teresópolis y también en hostales: Belo Horizonte.

Y también hubo tiempo para los reencuentros en Brasil. En São Paulo me encontré con Danny, que estaba presentando un documental que realizó sobre la vida de Brian Jones, guitarrista de los Rolling Stones muerto en extrañas circustancias. Una presentación que me dio la oportunidad de conocer a un montón de gente que también han pasado a ser parte importante del viaje y pasar una buena noche de fiesta, que hacía tiempo que no lo hacía. 

En Salvador de Bahía, coincidí en casa de mi amigo Wander donde me encontraba, con amigas comunes de la juventud que vinieron de visita: Keles, que cortó mi larga melena crecida durante los 6 años de viaje hasta entonces, y su hermana Toya. Y por supuesto hubo otros amigos y amigas que pude hacer durante mi periplo brasileño y a los que agradezco su buena onda.

Y una “trama de corrupción sanitaria y política global” cambia mis planes

Lo de “trama de corrupción sanitaria y política global”, porque no tiene otra definición tal y como se van conociendo los datos -datos por otro lado silenciados o censurados y los cuales hay que buscar y rebuscar-, me hicieron modificar todo mi planteamiento del viaje para los nueve meses que quedaban de año recorriendo Sudamérica y Centroamérica.

Ahora que cada uno crea lo que quiera, pero, insisto, la evidencia no da lugar a dudas. Verdad solo hay una y no es la que nos cuentan los medios oficiales. Es curioso, antes la mayoría de las personas de mi entorno cogían con pinzas muchas noticias y dudaban de su veracidad por ser quien era el mensajero; ahora esta mayoría se cree a pies juntillas todo, sin poner en duda ninguna de las informaciones que los mismos nos ofrecen. La censura se ha impuesto incluso en los medios y redes sociales que creíamos serían alternativa a la información oficial, convirtiéndose en creadores del pensamiento único. Recordemos que ejemplos pasados en la historia, llevaron la humanidad al límite: la inquisición, el III Reich o el Stalinismo, por ejemplo.

En este vídeo que tienes a continuación, Alfonso Longo -doctor ingeniero industrial, máster en dirección de empresas y gran comunicador-, expone de una forma sencilla de entender lo que estamos viviendo: la nueva normalidad o reseteo global y los actores implicados. 

Pero, algo que me sorprende y que se convierte en grave, es que hoy tener una opinión diferente a la mayoría, y ya no política, es motivo de discusión acalorada y en el peor de los casos de pelea y enemistad entre familiares y amigos, que en las redes sociales se convierte en insultos, descalificaciones y bloqueos e incluso amenazas de agresión. La dictadura se va imponiendo y muchos además la aprueban y refuerzan con su actitud, quizás sin darse cuenta que les están haciendo el juego a sus mismos opresores, que son los de todos.

¡Abramos los ojos! Nosotros seguimos en el mismo lado, aunque con opiniones distintas o más enconadas con respecto a una supuesta enfermedad; pero en el mismo lado, que no es otro que el de los que tienen que salir adelante trabajando y buscándose la vida honradamente. No el del poder y la corrupción, que, sin embargo, no nos dejan con sus medidas restrictivas y sin fundamento científico, poder hacerlo.

A continuación, un documental que desde una perspectiva independiente y bien documentado, explica y cuenta la realidad sanitaria actual, sin censura. Yo te recomiendo verlo, ahora es tu elección hacerlo.

Actualización a 2/01/2021:

Como he detectado que a veces no se vé el vídeo directamente, os pego el link para que podáis acceder si esto ocurre cuando leas el artículo: https://www.bitchute.com/video/GBsoYSB24FgS/

También hoy he descubierto un documento que te puedes descargar aquí: https://drive.google.com/file/d/1j112oAy3fkOxE2R1XFmNFdEE_pPKwjMf/view?fbclid=IwAR3PNA9k6VHRI0Are0sd5AVJB_LOrQUyM5tExcr0j3eJK8q8dBxTRS5WF-w con un resumen de todo lo sucedido y lo que ha rodeado hasta ahora el evento «bicho», que ha marcado el año 2020 en el mundo.

Y el siguiente vídeo también da información contrastada acerca del «bicho» y su existencia (https://odysee.com/@Projekt-Immanuel:3/Anuncio_Esp:4):

De todas formas, seguiré contando mi viaje y dejaré las cuestiones políticas, económicas y sociológicas para otro momento.

Me quedo bloqueado en Brasil

El cierre de los países me pilló en casa de un viejo amigo español que llevaba muchos años viviendo en Salvador de Bahía. Me había invitado a visitarlo hacía mucho tiempo y yo tenía ganas de reencontrármelo, ya que el había sido una parte importante en mi desarrollo profesional en Zaragoza y por ello lo apreciaba y respetaba.

Hablo en pasado de Wander, que es como se llamaba este amigo, porque por desgracia, a los días de haberme ido de su casa falleció. No, no fue este bicho antinatural y “asesino” (de ideas) quien se llevó su vida. Fue uno peor, más grave y que mata mucha más gente a lo largo del año y ancho del mundo, pero que nunca ha servido para que dejen de envenenarnos y menos para cerrar el planeta a cal y canto e instaurar una dictablanda: el CÁNCER. A Wander se lo detectaron mientras yo estaba allí, y fue consecuencia de una enfermedad crónica que arrastraba hacía muchos años. Espero que allá donde fuese esté mejor que aquí. DEP Wander, lo siento mucho.

Y en julio decido volver a España y esperar acontecimientos

De casa de Wander había ido a casa de otro amigo español que vivía en la misma isla de Itaparica, en la Bahía de Salvador, para seguir esperando acontecimientos y novedades. Allí estuve dos meses más aproximadamente. Los visados se habían suspendido temporalmente, debido al cierre de fronteras, y eso me permitió estar mucho más tiempo del permitido y previsto en un inicio en Brasil y sin tener que preocuparme de esa cuestión legal.

Jorge y su familia fueron también la mía. Gracias a ellos pude esperar a tomar decisiones y también ver, aprender cosas nuevas y profundizar en otras que con tanto tiempo libre había podido comenzar a conocer: construcción con superadobe y otras técnicas respetuosas con el medioambiente, reciclaje… Historia de la medicina y las consecuencias de dejar nuestra salud en simples gestores empresariales, sin escrúpulos y apoyados en mentiras y miedo; o a hacer el curso de Andreas Kalcker para entender y aprender sobre el Dióxido de Cloro (también conocido como MMS o ClO2 -en su fórmula química-), que en las redes ya me había costado algún que otro descalificativo e insulto por contar mi experiencia al tomarlo.

Por otro lado, se ha demostrado como uno de los productos que ayudan a curar, entre otras enfermedades, este bicho manipulado. En Bolivia el parlamento nacional y el senado lo han aprobado como uso terapéutico -no así el gobierno, aunque parece que allí algo de democracia existe-. Las universidades se encargan de su fabricación y es distribuido por el ejército y las farmacias del país.

El vuelo a Europa desde Brasil

El vuelo lo hice desde São Paulo con llegada a Lisboa. Previamente tenía que volar desde Salvador a São Paulo. Debía de hacer según las reglas el pseudo-test PCR con 72 horas de antelación y cumplí con todos los requisitos escrupulosamente.  Sin embargo, en el aeropuerto de São Paulo, donde tuve que esperar 22 h a la conexión de mi vuelo, casi no me dan la tarjeta de embarque por una interpretación de la azafata sobre la prueba -que por cierto fue negativa- y las horas antelación con que me la había hecho.

Lo más alucinante de todo es que más de la mitad de los pasajeros ni siquiera se la habían realizado y a ellos sí que les estaban dando autorización de embarque, aunque tenían que realizarse la prueba al llegar a Portugal. La diferencia de precio era de más de 90 € entre realizarla en Brasil o en Portugal. Yo pagué entre 50 y 60 € y en Lisboa costaba 150 €. Finalmente pude volar y llegar sin problemas a destino.

En Lisboa me sorprendió que la mayoría de las personas no llevaban la mascarilla, ya que en España estaba siendo obligatoria. Solamente en el autobús del aeropuerto a la terminal de autobuses se me exigió. Y en el viaje en bus entre Lisboa y Madrid, también fue obligatoria.

En España desde julio deshojando la margarita

Desde mediados de julio hasta la fecha he estado en España. No he parado. El viaje sigue, aunque sea en casa: Madrid; Zaragoza; Tarragona -donde realicé un curso de construcción con superadobe-. La Alameda (Soria); Logroño; Gijón y Oviedo; Vigo; Vitoria, Bilbao y San Sebastián; Barcelona y Arenys de Mar. Y de nuevo Zaragoza, que es desde donde estoy escribiendo esto y decidiendo cuáles serán mis siguientes pasos. Choni una amiga de siempre es quien me está acogiendo y aquí celebraremos la entrada en 2021.

Año 2021

El nuevo año es una incertidumbre. Todos tenemos esperanza de que las cosas cambien. Que nos dejen vivir libremente y sin coacciones ni amenazas. Al parecer si nos dejamos modificar genéticamente con la excusa de librarnos de un bicho insignificante, podremos tener paz, aunque sea enfermos o moribundos, porque muchos especialistas dicen que la nueva “vacuna” -un experimento prohibido por tratados internacionales y heredado de las prácticas denostadas del nazismo- va a crear más problemas que solucionar el que han provocado los que lo quieren arreglar. Pero, también al parecer, si nos negamos a ser conejillos de indias, nuestra vida se convertirá en un pequeño infierno y no nos dejaran vivir en paz. Veremos. La esperanza nunca se pierde y somos más de 7.000 millones de imprevistos en un plan maquiavélico, preparado y promovido por y desde las élites.

Espero seguir contando mis aventuras. Y si finalmente mi destino es África -el único continente que me queda por conocer-, como estoy barajando, volveré a recuperar la escritura en esta web, que por desgracia he abandonado desde hace un tiempo y estoy seguro de que allí, habrá muchas cosas interesantes y atractivas que descubrir y contar.

Hasta entonces y como siempre…

¡Pura Vida! Y ¡Feliz, prospero y “Libre” 2021!

Ayuda a otros a viajar conmigo. Gracias por compartir

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on tumblr
Tumblr
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

La Vuelta al Mundo Sin Prisas es embajador

Conecta conmigo o sigueme

Ayúdame a seguir realizando mi sueño

Por cada 15€ te envío una postal desde el país que estoy, o los que próximamente visitaré. Tú eliges. Ahora en América.

Gracias por tu ayuda.

*Si no tienes, deberas de crear una cuenta de PayPal gratuita.

Deja un comentario

¿Te gustó esta historia?

Suscríbete al blog y se el primero en leer las próximas

Responsable: Fernando A. Rutia
Finalidad: Utilizaré la información que me proporcionas en este formulario única y exclusivamente para enviarte mis artículos.
Destinatarios: tus datos se guardarán en MailerLite, mi administrador de suscriptores, y que también cumple con la ley RGPD europea.
Derechos: Tienes derecho al olvido. En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información. Pide y se te concederá.
Aviso Legal: A través de este enlace podrás leer nuestras políticas web

Otros artículos del blog

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on tumblr
Share on reddit
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Recibe mis nuevas historias por el mundo

Embajador

El Reto

Tortillas de patatas por el mundo
Ver

Itaka

La poesía que inspira el viaje
Ver

El Vídeo

El vídeo que define el viaje
Ver