Transportes y visados en Filipinas
Filipinas, 2ª etapa. Transportes y visados en Filipinas (4ª parte)
Antes de terminar con mis artículos sobre mi segunda etapa filipina en el viaje, os cuento acerca de los transportes y los visados en Filipinas. Una forma de conocer mejor el país antes de venir.

Filipinas, 2ª etapa. Transportes y visados en Filipinas (4ª parte)

Antes de terminar con mis artículos sobre mi segunda etapa filipina en el viaje, os cuento acerca de los transportes y los visados en Filipinas. Una forma de conocer mejor el país antes de venir.
Transportes y visados en Filipinas

Filipinas, 2ª etapa. Transportes y visados en Filipinas (4ª parte)

En esta cuarta entrega de mi paso por Filipinas por segunda vez, voy a hablarte de los transportes públicos: autobuses y jeepneys, taxis, triciclos, motos, barcos y aviones. También te cuento los requisitos para entrar en el país, que son sencillos para los españoles. Así como renovar tu visado por más tiempo del concedido a la entrada.

Pero te recordaré que en mi anterior artículo te hablé de donde dormir o comer en Filipinas, aparte de otras cosas. Y los dos primeros de esta segunda etapa estuvieron dedicados a mi vida en esos cinco meses viviendo en un barco velero y el descanso que me tomé tras recorrer parte del Pacífico en él.

Sigo hablando de la isla de Cebú, que es donde me he quedado durante este tiempo y es lo que mejor conozco. Aunque la vez pasada, en 2015, que visité la isla de Luzón, las cosas funcionaban de forma parecida, con la excepción de que allí, en Manila, también hay metro.

Los transportes públicos: autobuses

Tengo que diferenciar entre los autobuses de compañías que tienen una imagen y todos van pintados igual como Ceres, y los que se pueden considerar independientes, pero que hacen esas rutas también.

Por ejemplo entre los autobuses de Ceres puedes elegir con aire acondicionado y sin él. Los demás son sin aire acondicionado. Yo prefiero estos últimos, además de más baratos, las ventanas abiertas me gustan y el aire dándome en la cara me hace sentir el viaje. Por otro lado el aire acondicionado siempre está a bajas temperaturas, lo que en un viaje largo puede significar un catarro.

Los autobuses con aire acondicionado se acercan más a los estándares que conocemos en Europa.

En los autobuses, alguien estará ahí para cobrar y el se encargará de decirle al conductor donde ha de parar por ti. Otra cosa que funciona también es dar unos golpes, con algo metálico es lo mejor, en el autobús para avisar de tu intención de bajar.

Los autobuses tienen sus terminales. Que yo sepa en Cebú están la terminal norte y la sur, dependiendo de la dirección que tienes que tomar para viajar en la isla.

Autobuses hacía la misma población los tienes cada poco tiempo. No he apreciado un horario establecido. Simplemente llegas, preguntas cual es el autobús para llegar donde quieres y habrá uno a punto de salir.

Los precios y el ruido

Los precios varían dependiendo de la distancia y del tipo de autobús. En los que son sin aire acondicionado, yo he calculado que es un peso por cada kilómetro. Aunque no es una cifra exacta, te servirá de guía. Los que llevan el aire acondicionado da igual donde te bajes, te cobrarán un mínimo por el viaje.

En algunos de los autobuses y más en los jeepneys, probablemente tendrás que aguantar la música a todo trapo y si la canción le gusta especialmente al conductor, entonces el vehículo se convierte en un infierno.

Sí, a mi la música me gusta, mucho, pero escuchándola a un volumen adecuado y sobre todo con una ecualización que no rompa los tímpanos. Alguna vez he pedido al conductor que bajase el volumen y lo ha hecho sin poner pegas.

Los Jeepneys

Tienes yeepneys para moverte por la ciudad –lo más económico y sencillo- y para viajar entre poblaciones cercanas.

En una ciudad como Cebú, tienes algunos autobuses que hacen recorridos internos, pero sobre todo tienes jeepneys y haciendo transbordos puedes recorrer toda la ciudad por muy poco dinero. Para hacer el recorrido completo pagas 7 Pesos. Hay algunos que cuestan un poco más, pero hablo de 12 pesos únicamente.

En los jeepnees pequeños, normalmente pagas directamente al conductor. Algunos llevan a alguien que cobra, pero son los menos. Si te pilla al final del vehículo, los demás pasajeros le harán llegar el dinero y a ti las vueltas si te corresponde.

En la carretera, si hay baches, es tu problema. El conductor no los ha puesto ahí y la carretera es la que es. Él tiene que hacer los máximos viajes posibles, aún a costa de tus huesos.

Por otro lado, los pasajeros, algunos muy mayores, seguro que lo pasan mal. Me sorprende la pasividad de los filipinos para reclamar sus derechos como viajeros.

Y en cuanto a los precios… alguna vez para hacer el mismo trayecto me cobran una cantidad diferente. También depende del jeepney o autobús que te toque. En alguna ocasión lo he discutido con ellos, pero ya he desistido. Unas veces compensan por las otras.

Los triciclos y las motos

Los triciclos es una buena manera de moverte, tanto en las ciudades, como entre los barrios o barangayes y pequeñas poblaciones. Son baratos, en ocasiones muy lentos –depende del conductor-, pero normalmente seguros, aunque algunos están para el cementerio de triciclos y otros parezcan una discoteca rodante. Algunos son tan anchos como un coche.

El trayecto cuesta entre 8 y 20 Pesos filipinos (0,14-0,32€), dependiendo de la distancia o de la ciudad donde estés. También tienes la opción de alquilarlo para ti solo, que llaman ‘Servicio especial’ pronunciado en inglés. Pagarás lo que suelen pagar entre todos los viajeros para ese trayecto. Siempre tratarán de sacarte más.

Mi primera experiencia fue el día que fuimos al hospital, entre DryDock y Danao, unos 10Km. El conductor me pidió 200 Pesos filipinos, le pagué 70 Pesos y se quedó satisfecho. Te recomiendo negociar antes de subir. Evitarás sorpresas.

Las motos también ejercen de taxi pero son más caras que los triciclos y a veces más que el propio taxi coche. Aquí ya entra tus ganas de viajar más rápido o más seguro. En mi caso por el precio suelo preferir los coches, pero es cierto que a veces, las motos, hacen un servicio inigualable de rapidez.