La Vuelta al Mundo Sin Prisas comenzó en Marzo de 2014
y el viaje continúa. Ahora, "Descubriendo América".
La Vuelta al Mundo Sin Prisas comenzó en Marzo de 2014
y el viaje continúa. Ahora, "Descubriendo América".
La Vuelta al Mundo Sin Prisas

Viajar a Turkmenistán

Capital: Asjabat

Otras ciudades importantes: Turkmenabat, Mary

Idioma: Turcomano y ruso

Moneda: Manat turkomano

Bandera de Turkmenistán

Turkmenistan

El visado a Turkmenistán

La entrada en Turkmenistán por tierra no es fácil. Tampoco imposible. Por aeropuerto, tiene menos complicaciones, e incluso el visado es concedido por 10 días y no por 5.

Dónde conseguir el visado a Turkmenistán en ruta

Cuando yo viaje por esta zona en 2014, conseguí el visado en Irán. Lo intenté en Teherán pero la embajada había cerrado sin previo aviso por vacaciones durante dos semanas. Entonces me enteré de que existe un consulado en Mashhad al este de Irán y allí lo conseguí in extremis. Este consulado está cercano al de Afganistán.

Para que me lo entregasen, antes tuve que conseguir el de Uzbekistán en Teherán, requisito imprescindible si quería cruzar este difícil país que no está interesado en turismo barato.

El visado me costó 50$ y tener paciencia. Pero este precio habrá cambiado actualmente, he leído que a subido a 61$.

Ten en cuenta estos detalles para viajar a Turkmenistán

El visado solo sirve para cruzar el país -me concedieron 5 días- y deberás de indicar el punto fronterizo de entrada y el de salida y usar estos, y ningunos otros, para entrar y salir. A no ser que llegues y salgas por aeropuerto que la estancia se amplia a 10 días. También tengo entendido que tienes que ir con un pack comprado que sale por unos 150-200$ diarios. Aunque es información de aquel entonces -2014- y puede que la cosa haya cambiado algo.

Por supuesto tienes que tener el visado del país de salida en orden -yo crucé desde Irán– y ya sabes que también el visado del país donde cruzarás a tu salida -en mi caso Uzbekistán-.

Y mínimo las 2 páginas limpias en el pasaporte y con una fecha de caducidad igual o superior a los 6 meses.

Lleva algún dólar en el bolsillo, en la frontera me hicieron muchas preguntas sobre mi visita y cuando se quedaron satisfechos me hicieron pagar 12$ de tasas de registro ¡qué nadie me había dicho ni comentaban en ningún lugar!

Viajar a Turkmenistán

La entrada en Turkmenistán

Cuando viajé a Turkmenistán por tierra, entré al país por el paso de Howdan, que era el que había indicado al solicitar el visado. En la frontera no tuve muchos problemas, pero el oficial que tenía que darme autorización me frió a preguntas sobre el motivo de mi visita.

Te recomiendo que aunque no vayas a usar un hotel, te aprendas el nombre de alguno y la dirección, relajará la entrevista. ¡Ah! Y di que quieres ir a ver el crater Darvaza, seguramente eso hará que todavía se relaje más. El oficial me hizo un plano completo para llegar desde Asjabat, aunque no pude ir finalmente por falta de presupuesto.

Mientras esperaba a que se dignase a abrir la ventanilla, quise encenderme un cigarro en la entrada del edificio, en la calle, y un soldado me paró los pies. Las personas del país que estaban allí me dijeron que estaba prohibido.

Couchsurfing en Turkmensitán

Al viajar a Turkmenistán, según tu presupuesto, puede ser un problema el alojamiento económico, así que me decidí por usar Couchsurfing y obtuve respuesta de una chica, además de MariaVi y Alberto, los españoles que me acogieron como couchsurfer.

Maysa no podía invitarme a quedarme en su casa -por el que dirán, algo que todavía existe para las mujeres en Turkmenistán- pero sí que fui a visitarla y fue mi guía por Asjabat. Además me ayudó con información para sacar el dinero del banco y como llegar a la frontera con Uzbekistán en tren.

Así que alguien que puedas encontrar a través de esta página web u otras similares, aunque no te puedan hospedar, siempre es una buena idea: harás amigas/os y además tendrás la ventaja de sus conocimientos de la ciudad y el país.

La solución al alojamiento en Turkmenistán

Al viajar a Turkmenistán, tienes como alternativa al hospedaje estable, el hospedaje nómada. Me explico.

En Turkmenistán la red ferroviaria están muy bien, herencia de la época soviética. Hay trenes que unen casi todo el país y, mientras lo atraviesas para llegar de frontera a frontera, puedes hacer visitas rápidas a lugares muy interesantes. Por la noche te subes al tren y viajas descansando y durante el día puedes visitar los lugares, hasta la salida del próximo tren.

Mi viaje en tren por Turkmenistán

Cuando estuve en 2014, el viaje en tren en Turkmenistán fue barato y cómodo para los estándares occidentales. Yo pagué por un billete en litera entre Asjabat y Turkmenabat -de punta a punta del país- 10$ al cambio. El departamento de literas era compartido con 3 personas más.

La anécdota en el tren

Durante el viaje, al poco de comenzar, tuve que dar explicaciones a un policía que viajaba controlando el tren sobre una supuesta botella de vodka que llevaba en la mochila. Fue por una broma de buen rollo, que le hice a una señora que vendía comida y que pasó por el vagón ofreciéndola. La turkmena tardó poco en chivarse y el policía en cuestión, poco en venir. Me revisó todo el equipaje y no encontró nada, así que se quedó sin sacarme un extra -según me dijo uno de mis acompañantes-.

El mismo que me informó que tampoco estaba permitido fumar en el tren y me aconsejó hacerlo con cautela en el baño cuando el revisor no estuviese, ya que el baño estaba al lado de su despacho.

Los taxistas en Turkmenistán

Como en todos los sitios hay gente que es honesta y otra que no tanto. En el mundo del taxi, ya se sabe que los primeros abundan y aunque suene a tópico, también es así en Turkmenistán. Mi experiencia es lo que me hace llegar a esta conclusión. Y te la cuento resumida a continuación, aunque en el post que escribí en su día podrás leer más detalles.

Al llegar a Turkemabat desde la estación, un taxista me llevó hasta el paso fronterizo de Farat, que fue el que había elegido al solicitar el visado. El trayecto fue increíble y pude ver el amanecer sobre el río Amu Daria.

Con el taxista había acordado pagar 40 Manat turcomanos, después de una ardua negociación. Lo malo es que al llegar a la frontera tuve que pagarle con un billete de 50 Manat y no llevaba cambio. Por supuesto ningún taxista que estaba allí disponía de cambios. Así que me quedé sin el recuerdo del billete o monedas como pretendía y él se llevó una buena propina. Al tanto con este detalle y hazte con billetes pequeños antes de hacer el viaje.

Más información de interés sobre ​Turkmenistán

Asjabat

Asjabat, la capital, fue donde se desarrolló mi viaje, además de las fronteras que crucé para entrar y salir.
Es una ciudad que para verla no está mal, sobre todo de noche, cuando los edificios están iluminados, convirtiendo a esta ciudad en algo parecido a un parque de atracciones gigantesco.

 

Por el día es agradable pasear por la ciudad y ver las obras mastodónticas en las que su gobernante invierte el dinero que provee el gas natural. Cerca de Asjabat, la capital turkmena, se pueden visitar las ruinas de Nisa aunque yo no llegué a verlas.

La libertad en Turkmenistán

La libertad es un concepto distinto al que tenemos en España y otros países occidentales. La policía patrulla por las calles y cada pocos metros te encuentras a uno de ellos parado y controlando que todo se desarrolle normalmente. Sobre todo en el centro de la ciudad. Pero para las personas de allí con las que hablé, esto les da seguridad y no les importa tanto la libertad como estar tranquilos, de que sus hijos puedan andar por las calles sin riesgos.

Fotografiar Asjabat

No les gusta que se fotografíen edificios oficiales y el palacio del presidente está terminantemente prohibido, a no ser que seas rápido y pilles a los policías que lo rodean despistados al mismo tiempo. Doy fe de que es posible.

Los servicios públicos en Turkmenistán

Los transportes públicos son muy baratos. Los autobuses tenían un precio «simbólico» y los taxis eran muy baratos. No es un medio que use normalmente y allí me lo pude permitir. Desde el autobús pude hacer tranquilamente muchas de las fotos que ves de los edificios y calles del centro ya que cuando lo intentaba paseando, los policías me llamaban la atención para que no las hiciese.

Internet por aquel entonces, durante mi visita, no funcionaba muy bien.

No hay hostales, o por lo menos yo no los encontré cuando estuve. Los hoteles no suelen bajar de los 50€ por noche. Pero Couchsurfing funciona. Yo tuve la suerte de beneficiarme de unos españoles que vivían allí y me acogieron los días que estuve en Asjabat.

De cualquier modo, con los cinco días que tienes de visado de transito si cruzas por tierra, lo mejor -como ya te conté- es viajar en tren, en litera: cómodo, barato y además conoces el país.

Visitar de camino los diferentes lugares que hay entre frontera de salida y entrada: Mary -ciudad mítica de La Ruta de la Seda; más al sur- y Turkmenabat -al este- merece la pena. Y si te da tiempo, también es interesante ver el agujero del infierno o crater de Darvaza al norte del país.

Sacar dinero y cambiar moneda en Asjabat

Para sacar dinero solo pude hacerlo en el banco central y a partir de las 14h, aunque supongo que fue porque llegué cuando estaban en la hora de descanso para comer. Lo mejor y más recomendable es que te lleves el dinero suficiente y no tengas que andar mareándote.

El cambio de moneda se puede hacer en los grandes hoteles de Asjabat, que disponen de oficinas de cambio -allí pude cambiar 50€-. Y en el aeropuerto sin ninguna duda, aunque lo digo por intuición y porque es donde suele haber cambio de moneda en todos los países.

Fumar en Turkmenistán

No solo en la frontera como os comenté, también está prohibido fumar por el centro de la ciudad y, según me dijeron, te pueden denunciar a la policía los mismos ciudadanos, si te ven por la calle con el cigarrillo en la mano. En calles pequeñas y apartadas, no había problema.

Espero que estos datos que te he ofrecido te ayuden a viajar a Turkmenistán y hacerlo de forma económica. Si quieres puedes dejar un comentario con tu experiencia y si ves que algún dato a cambiado, agradeceré que me lo cuentes para poder actualizar esta ficha.

¡Buen viaje a Turkmenistán!

Viajar a otros países

Fernando Rutia

Fernando Rutia

Soy Fernando Rutia y en el año 2013 decidí que mi vida debía de reiniciarse. Preparé esta vuelta al mundo y en 2014 me puse en marcha. Te lo cuento en esta web y en el blog, con el que también intento ayudarte a conocer los países que voy cruzando. Espero que disfrutes de esta experiencia vital y puedas viajar conmigo en la distancia, leyéndome. ¡Pura Vida!

Ayuda a otros a viajar. Gracias por compartir.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on tumblr
Tumblr
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on tumblr
Share on reddit
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Recibe mis nuevas historias por el mundo

Embajador

El Reto

Tortillas de patatas por el mundo
Ver

Itaka

La poesía que inspira el viaje
Ver

El Vídeo

El vídeo que define el viaje
Ver