La Vuelta al Mundo Sin Prisas began in March 2014
and the trip continues. Now, "Discovering America."
Menu
Do you share me? Thank you!
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on tumblr
Share on reddit
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Es viajar una inversión rentable?

Antes de empezar te aviso que no hablo de un viaje de vacaciones, hablo de algo más profundo, más intenso, aunque viajar siempre es una buena inversión para cualquiera y de cualquier forma.

Invertir

Cuando pensamos en invertir siempre nos viene a la cabeza donde poner nuestro dinero para que trabaje por y para nosotros. No es mala idea. Pero creemos que sólo eso es invertir y olvidamos que hay también inversiones, quizás más importantes, como es nuestra propia vida. Que solemos perder, intentando ganar más y más, para gastar más y más, entrando en una vorágine que muchas veces se convierte en nuestra pequeña o gran cárcel, de la que salir es difícil. Perdiendo nuestro bien más preciado y sin él, el dinero no importa. Insisto: nuestra vida.

Siempre ha hecho falta tener dinero. Este mundo funciona así: las cosas se intercambian desde muy antiguo, por papel impreso o trozos de metal grabado. Pero hoy en día, la cosa se ha desbordado. Compramos sin necesidad y la mayoría de las veces cosas estúpidas, para alimentar nuestro ego y porque la sociedad se encarga de decirnos que serán parte de nuestra felicidad y con la insistencia, lo creemos.

Sin embargo lo que hacemos es cargar una mochila que no sirve para nada. Esta es mi experiencia y lo podría definir como “pan para hoy y hambre para mañana”. La actual sociedad capitalista nos engaña.

Yo no fui un buen inversor de dinero. Lo perdí todo queriendo tener más y cuando eso ocurrió y tras pasar por un momento realmente difícil de mi vida, se me ocurrió vaciar la mochila. Una mochila que había llenado con cosas inútiles y que descubrí, no me hacían feliz. ¡Eso que la sociedad me aseguraba!

Esto que escribo puede parecer que lo hago porque estoy resentido. Nada más lejos de la realidad. Hablo desde mi más humilde experiencia y lo profundo de mi corazón: queriendo ganar dinero y perdiéndolo, aprendí que necesitaba invertir en mi; en mi vida. Así que sufrí un proceso difícil y duro, al que le estoy agradecido, ya que me hizo descubrir que viajando, estaba haciendo mi mejor inversión.

Además estoy cumpliendo un sueño muy viejo y muy arraigado en mi: viajar con tiempo y disfrutar del avance y solo con la mochila que llevo a la espalda.

Viajar como inversión

Por otro lado con este artículo voy a intentar responder a una pregunta que mucha gente me hace ¿Con qué recursos estoy viajando durante tanto tiempo? En el camino he aprendido cómo salir adelante sin tener apenas dinero y a valorar otras cosas.

El dinero lo necesitas para pagar por ejemplo esos sellos que lucen muy bien en el pasaporte, pero que ojalá fueran abolidos: los visados. También en algún momento para pagar los transportes con los que avanzar, es cierto. Pero para sobrevivir: comer, tener una cama caliente, también existe la opción de viajar haciendo voluntariados: ayudando y utilizando tus habilidades para que te ayuden, que es una forma de avanzar y además aprender y conocer mejor los países y sus gentes. O llamando a la puerta de personas interesadas en conocer a viajeros y cederles su casa. En esta web puedes encontrar algunos enlaces para saber dónde buscar.

Por otro lado, tengo la fortuna de haber hecho amigos durante el recorrido de la vida, que se han sumado a un llamamiento que hice cuando mis recursos personales, obtenidos por la venta de todas esas cosas estúpidas acumuladas se terminaron y que quieren vivir el viaje desde la distancia apoyándome con un poco de su dinero, recibiendo una parte de mí y del viaje en sus casas, en forma de postal.

Tengo que reconocer y agradecer que ellos también están haciendo que pueda costear esos gastos obligados. Una idea que te ofrezco y que puedes poner en marcha con tus amigos, si no dispones de dinero y quieres hacer lo mismo que yo.

En el avance vas descubriendo, que si dejas que las cosas sucedan, seguramente lo que te espera, es mejor de lo que habías planificado. Yo le digo fluir con el viaje. E insisto. Viajar enriquece el espíritu y la vida. Ayuda a quitarte prejuicios, a improvisar y tomarte las cosas con calma. También es cierto que no es un camino de rosas, pero… ¡nada es fácil en la vida! ¿no?

En esta web, que es una experiencia de mi vida viajando después de más de 60 meses: conociendo, aprendiendo y enriqueciéndome, podrás descubrir paso a paso de lo que te he contado en este artículo. Porqué son mis experiencias personales con personas, que me lo han dado todo y que hoy considero una pequeña familia lejana y que crece conforme avanzo en mi Vuelta al Mundo Sin Prisas. Esto aumenta mi sensación de que viajar, está siendo una inversión muy rentable en mi vida.

Invertir es un riesgo siempre, pero ¿por qué no arriesgarnos en nuestra propia vida? En esa inversión siempre ganas. Si decides dar el paso y probar esta inversión: viajar, me encantará saber de ti y de tu historia.

Quizás podamos encontrarnos en el camino para que me cuentes tu experiencia y si este artículo te ha ayudado a invertir en ti mismo, estaré satisfecho de haber aportado mi pequeño grano de arena a tu vida.

Y como siempre, hasta el próximo artículo y…

¡Pura Vida!